El plástico convertido en combustible

Hasta ahora parecía algo difícil de conseguir pero en la empresa japonesa Blest Corporation han conseguido transformar el plástico en combustible que incluso puede llegar a ser transformado en la tradicional gasolina.

Esta máquina se encarga de calentar el plástico y gracias a un sistema de tuberías condensa los vapores que se generan, convirtiéndolos posteriormente en aceite. Este aceite puede ser empleado directamente como combustible pero si se refina se consigue gasolina. La mejor parte es que apenas necesita un kilovatio de electricidad para transformar el plástico en aceite.

Aunque actualmente es un prototipo ya ha sentado las bases para lo que nos depara el futuro. Sin duda es un gran avance que puede ayudarnos a dar una nueva vida al plástico, además de la que ya le podemos dar gracias al reciclaje. Seguramente en los próximos años veamos como van surgiendo cada vez más iniciativas de este tipo, ya que la sociedad está cada vez más concienciada con el cuidado del medio ambiente.

Gracias a estas invenciones podemos seguir disfrutando de los productos de plástico, sabiendo que cuando termine su vida útil se emplearán para un nuevo objetivo que no implicará que acaben en el fondo de los mares y océanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*