¿Cómo se recicla el plástico?

La mayoría de los plásticos son reciclables, sobretodo los que nos encontramos en nuestro día a día como botellas y envases, bolsas, tarrinas, bandejas, etc.

Hay algunas excepciones que no se pueden reciclar, por eso es muy importante separar bien los deshechos.

 

¿En qué consiste el proceso de reciclado?

 

Este proceso comienza con la separación de materiales en las plantas de selección, allí se clasifican por colores y se rompen y se trituran en pequeños trocitos para facilitar su tratamiento.

Tras este proceso se lavan, cubriendo los trozos con agua y dejando que las impurezas más densas queden abajo. Se seca y centrifuga para eliminar otras impurezas que hayan podido quedar y se homogeneiza con un proceso mecánico para lograr un color y textura uniforme.

Después vuelve a depurarse el material, dándole la forma y el color demandado para pasar por los respectivos controles de calidad.

 

Después de este proceso de reciclado la mayoría del plástico se destina a la fabricación de nuevos envases, embalajes, aparatos electrónicos u otros productos. Otros se destinan a fibras (moquetas o ropa) y la menor parte a fleje (precintos).

¿Cómo tener un consumo responsable con el plástico? Reduce su consumo, reutilízalo siempre que sea posible y, finalmente, recíclalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*