¿Sabes cómo funciona una planta de reciclaje de plásticos?

En nuestro blog hemos hablado en varias veces de la importancia de reciclar correctamente los productos que consumimos pero ¿Sabes qué sucede una vez que depositamos nuestros envases en el contenedor correspondiente?

Cuando el camión de la basura pasa a recogerlos los traslada a una planta de clasificación de residuos o una planta de reciclado. Cuando llegan a la planta pasan primero por una cinta en la que se separan los objetos más voluminosos del resto mientras que las bolsas también pasan por un sistema de apertura para que sea más sencilla la posterior separación de los residuos. Después se produce una selección granulométrica que separa los productos en función de su tamaño. Cuando ya están separados pasa por una separación magnética y por inducción para tratar de separar cualquier material que sea metálico o férrico para posteriormente compactarlos. Tras este proceso se separan aquellos materiales que no son recuperables y no pueden transformarse en un nuevo envase, y los materiales que sí pueden recuperarse pasan por una prensa para posteriormente ser almacenados hasta que son transportados a otras fábricas y plantas donde se les dará una nueva vida útil.

Como ves, una vez que depositamos los envases plásticos en el contenedor amarillo, aún les queda un largo viaje hasta que pueden ser transformados de nuevo en un producto reciclado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*