Reciclar haciendo manualidades

El reciclaje no sólo es una gran responsabilidad que tenemos con el medio ambiente, sino que también puede llegar a ser una actividad muy divertida con la que podremos entretener e instruir a los más pequeños. Para ello, podemos asociar la actividad del reciclaje con las manualidades y de esta forma crear distintos objetos con materiales que iban a terminar en el cubo de la basura.

Por ejemplo, podremos confeccionar un cinturón diferente hecho de anillas de lata de refresco unidas en un cordel que tenga la longitud suficiente como para darnos un par de vueltas al cuerpo. Las botellas de plástico también pueden tener un segundo uso de lo más inverosímil ya que podremos transformarlas en un monedero si unimos mediante una cremallera la parte inferior de dos botellas, mientras que las garrafas de plástico podrían llegar a convertirse en un organizador de juguetes.

Por otra parte, pocas personas imaginan que con un tetrabrik podemos tener un nuevo y curioso monedero para portar nuestro dinero siguiendo unos sencillos pasos, o que con bolsas de plástico de la frutería y la parte superior de una botella podremos conseguir tener una bolsa hermética.  Además, cortando una lata de la forma adecuada confeccionaremos un cenicero de lo más peculiar o incluso varias botellas de plástico podríamos llegar a transformarlas en una lámpara para nuestra habitación.

El reciclaje y el ingenio se asocian para darles una segunda vida a múltiples objetos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*