El plástico fue creado por error

¿Sabías que el descubrimiento del plástico fue fruto de un error? En realidad este tipo de sucesos es más habitual de lo que nos pensamos, en muchas ocasiones los investigadores tratan de crear algo y por error terminen creando otro material o producto. Aunque en este caso se convirtió en un descubrimiento muy útil.

En 1898 un químico alemán llamado Hans von Pechmann calentó sin querer diazometano, un gas conocido por ser muy tóxico y explosivo. Esto provocó que surgiese un compuesto blanco al que denominó polimetileno, pero al que no se le dio mayor importancia pues era peligroso replicar el experimento y no se conocía qué aplicaciones podría tener. Unos 30 años más tarde, en 1933, Eric Fawcett y Reginald Gibson empezaron a trabajar con etileno y benzaldehído. Al mezclarlos a una gran temperatura en su laboratorio consiguieron de nuevo el mismo material de Hans von Pechmann. En este caso también se trató de un error, ya que el equipo con el que trabajaban en el Imperial Chemical Industries de Inglaterra, resultó estar defectuoso y debido a filtraciones de oxígeno se originó este compuesto blanquecino.

No sería hasta 2 años más tarde, en 1935, cuando uno de sus compañeros llamado Michael Perrin consiguió elaborar un experimento que le permitió obtener de nuevo este compuesto, consiguiendo así un método replicable que permitía fabricar este material siempre que fuese necesario. Sin embargo, al estar inmersos en la Segunda Guerra Mundial, se mantuvo como un material secreto para evitar que su método de fabricación llegase a manos del otro bando.

Cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial, el método de creación de este material se hizo público y comenzó a ser empleado en todo el mundo. Durante muchos años fue el plástico más empleado ya que es el polímero más simple, lo que lo convierte en un material barato y cuya fabricación resulta bastante sencilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*