Las bolsas de algodón, papel o tela no contaminan menos que las de plástico

La bolsa de plástico se ha convertido en un símbolo de contaminación. Muchos han sustituido este elemento por las de algodón, tela y papel, cuando lo cierto es que podrían resultar incluso más contaminantes.

Sin tener en cuenta las bolsas de plástico que terminan en el mar y contaminan los océanos, las bolsas de plástico parecen tener menos impacto medioambiental que las de tela en cuanto a producción y destrucción se refiere. Las bolsas de tela no contaminan los océanos, pero para su producción se necesitan muchos más recursos que para generar las de plástico.

Mientras que las bolsas de plástico se crean a partir de petróleo refinado, las de papel requieren que algunos bosques sean talados para producirlas, se usa muchísima agua y produce una alta concentración de químicos tóxicos, comparable al de la fabricación de bolsas de plástico de único uso.

Las bolsas de algodón aunque son duraderas y tienen una vida útil muy larga se consideran las peores. Son las que más dióxido de carbono requieren para fabricarse y también necesitan mucha agua. Generan mil 800 gramos de desperdicio por cada mil unidades manufacturadas.

La clave para evitar mayor contaminación e impacto ambiental por el uso de bolsas radica en reutilizarlas el mayor número de veces posible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*