Una enzima que come plástico

Por todos es sabido que el plástico que consumimos actualmente se genera a una velocidad mayor de lo que podemos procesar. Esto provoca que nuestra naturaleza se llene de plásticos que aún tardarán varios cientos de años en descomponerse. Por este motivo cada vez son más las empresas que, como la nuestra, apuestan por reutilizar el plástico reciclado para evitar generar nuevos residuos y tratar de dar una nueva vida a estos materiales. Sin embargo, también es importante continuar investigando nuevas maneras de acelerar el proceso de descomposición de estos plásticos.

Con este objetivo en mente, investigadores de Inglaterra junto con investigadores de Estados Unidos han modificado una enzima producida por una bacteria que permite descomponer el plástico de una manera más efectiva. Esta bacteria fue descubierta de manera fortuita por unos científicos en Japón en 2016 y desde entonces se ha estado investigando para realizar las modificaciones necesarias que ayudarán a potenciar este poder de descomposición de los plásticos, en concreto los PET. Tras este descubrimiento, lo que ahora se está tratando de hacer es trasplantar esta enzima a una bacteria extremófila que pueda sobrevivir por encima de los 70ºC. De este modo, se conseguiría que este tipo de plástico se descompusiera mucho más rápido de lo que lo hace actualmente en la naturaleza.

Si quieres conocer más acerca de estas investigaciones, aquí te dejamos un artículo de la revista National Geographic con más información sobre este importante avance.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*